Metamos la lupa a una región que durante más de una década se vio sumergida en la lucha por la visibilización de movimientos sociales que buscaban profundos cambios sociales en cuanto a los derechos femeninos . Hoy, en América Latina, las mujeres no somos propiedad de un padre o de un marido; participamos en la política, podemos proyectar una independencia económica, contamos con el acceso a la enseñanza secundaria o superior, y a la formación profesional. Pero, ¿cuánto hemos avanzado?


#LOGROS: En materia jurídica e institucional

Venezuela

1999

Al poco tiempo de haber llegado la Revolución a Venezueela se crearon y activaron diversas instituciones y organismos estatales para promover y respaldar en distintos ámbitos las políticas en materia de género: Inamujer (1999), Banco de la Mujer (2001), Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género (2009).

Bolivia

2009

Desde 2009, con el establecimiento del Estado Plurinacional, se destacan logros, entre ellos la visibilización de la mujer indígena en un contexto histórico donde la mujer nativa fue la más discriminada. Se destaca la Ley Integral para garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia (decretada en el año 2013). En este país, también se mantiene vigente la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia – Bartolina Sisa, creada en 1980, primera organización de mujeres del campo en América Latina.

Uruguay

2005

Con la llegada del Frente Amplio con Tabaré Vázquez (2005-2015) y luego con Pepe Mujica a la Presidencia (2010-2015), se creó el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) que atiende los asuntos de género a través del Instituto Nacional de las Mujeres. Allí se implementa un servicio de atención a la violencia intrafamiliar que atiende directamente a la mujer uruguaya.

Perú

2012

Ecuador

2014

En  2014 se promulgó la Ley Orgánica de los Consejos Nacionales para la Igualdad, y se creó el Consejo Nacional para la Igualdad de Género para formular, transversalizar,  hacer seguimiento y evaluar resultados de las políticas públicas de género.

Chile

2016

cuenta, desde 2016, con un Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género. Su misión es crear políticas, planes y programas que beneficien a las mujeres y trabajar para eliminar cualquier tipo de discriminación.

Argentina

2017

En septiembre de 2017, se creó el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) como ente descentralizado (en jurisdicción) del Ministerio de Desarrollo Social, que asumirá las funciones del Consejo Nacional de Mujeres.

 


 

Algunos avances que CAMINAN LENTO en Suramérica

La gran lucha del feminismo actual gira en torno a dos ejes: primero, la violencia de género, femicidios y feminicidios y, segundo, el derecho a la maternidad voluntaria con la consigna “Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar y Aborto seguro para no morir”.

¿Qué país ha logrado mermar las cifras de feminicidio? LEE AQUÍ →

Aunque la etiqueta #NiUnaMenos suele posicionarse en redes sociales cada 25 de noviembre, en este peldaño, todos los países de la región parecen salir raspados en los últimos 10 años… ¿Qué país ha logrado mermar las cifras?

Según Marielis Fuentes, activista lesbiana, participante de La Cuca Nostra “es más fácil decir cuáles no: Colombia, no; Venezuela, no; México, no; Argentina, no; Guatemala, no; Perú, no. La cifra de asesinatos de mujeres, en realidad, va en aumento. En Argentina se pasó de 1 muerte cada 36 horas a cada 18 horas este 2017. Y en Colombia, cada 8 horas muere una mujer, principalmente liderezas de movimientos sociales”.

Marielis dice que este retroceso se afianzó sobretodo en el marco de la reciente firma de acuerdos de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, acuerdos donde se había logrado aumentar la participación de las mujeres en las mesas de diálogo así como la transversalización del enfoque de género en los puntos acordados.

También recuerda y destaca que Venezuela fue pionera en materia de ley para revertir la situación. El país cuenta con una Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y allí se tipifica el feminicidio como delito desde el año 2009.

En Bolivia, el feminicidio es delito desde 2013 y  está sancionado con una pena de 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, según la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia. Dos años más tarde, en Colombia, se sancionó la ley que tipifica el feminicidio como delito autónomo, garantizando la investigación y penalización de las violencias contra las mujeres por motivos de género, donde se establecen condenas entre los 250 y los 500 meses de prisión.

En Perú se aprobó en 2015, la Ley 30.364, para prevenir, erradicar y sancionar toda forma de violencia producida en el ámbito público o privado contra las mujeres por su condición y a los integrantes del grupo familiar.

En Paraguay, el Senado aprobó en 2016 la Ley de Protección Integral a las Mujeres, contra toda Forma de Violencia y tipificó el feminicidio como delito con penas de prisión hasta 30 años; ese mismo año, el senado chileno aprobó el Proyecto de Ley de Protección Integral contra la violencia hacia las mujeres. En febrero de 2017, tanto el Frente Amplio (FA) como el Partido Nacional (PN) de Uruguay, solicitaron retomar la ley que tipifica el delito de femicidio, y que sigue estancada desde 2015 en el Senado.

En Ecuador, en agosto de 2017, se entregó ante la Asamblea Nacional, el proyecto de una ley parecida, intitulada Ley Orgánica para la Erradicación de la Violencia de Género contra la Mujer. En nuestros países hay leyes avanzadas en esta materia, pero sin posibilidad de aplicarse o de contar con el seguimiento y el apoyo de las instituciones competentes en materia de denuncias, seguimiento, investigación y condena, el avance se convierte, en muchos casos, en letra muerta.

Sólo en 3 países suramericanos se asoma el tema del aborto. LEE AQUÍ →

En 2012, Uruguay sancionó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.  Desde entonces, la práctica se permite en centros de salud estatales y de forma gratuita hasta la semana 12 de gestación. Esto redujo drásticamente la tasa de interrupción de embarazos y en paralelo, la cifra de muertes maternas por esta causa, ubicándose en las más bajas del mundo. En 2015, se practicaban 9 abortos cada 1.000 mujeres en edades comprendidas entre 15 a 44 años.

En Chile, el Congreso aprobó en agosto de 2017 la Ley de Despenalización del Aborto en tres causales: inviabilidad del feto, violación y riesgo de la madre.

En Venezuela, movimientos antipatriarcales como la Plataforma Popular Constituyente “Chavismo Bravío”, Alba Movimientos y la Red de Información por un Aborto Seguro exigieron en noviembre de 2017 a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), abrir un debate sobre la despenalización del aborto o interrupción voluntaria del embarazo. Manifestaron “en estos 18 años de Revolución Bolivariana no hemos logrado un completo desarrollo legal y material de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos, siendo estos parte integral de los derechos humanos fundamentales de un pueblo en revolución, y marcan la diferencia entre la vida y la muerte de muchas mujeres de nuestra patria”

¿Y las lesbianas qué? Este caso ilustra la situación de la región. LEE AQUÍ →
En Argentina, las mujeres han sido perjudicadas por la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, tomando en consideración la disminución del presupuesto para las áreas destinadas a la atención con enfoque de género y los despidos masivos; pero las lesbianas argentinas tuvieron una conquista importante este 2017: justicia. Los movimientos femeninos y de lucha por la igualdad lésbica lograron la liberación de Eva Analía Dejesús “Higui”, una lesbiana “evidente” o “visible”, que sufrió acoso hasta ser agredida por 10 hombres. En defensa propia “Higui” asesinó a uno de ellos; como resultado, estuvo privada de libertad. Los movimientos feministas argentinos exigieron su libertad durante los primeros meses de 2017 y, agitaciones de calle, mediáticas y vía redes sociales por delante, lograron su liberación en junio de este mismo año.

#LOGROS: Venezuela pionera

Venezuela, en particular, tiene un marco jurídico de vanguardia con rango constitucional en materia de género, que se refleja en el manejo del discurso no sexista.  Algunas claves reflejan el camino recorrido en nuestro país, pero también retos y desafíos, deudas urgentes.

 

Nuestra Carta Magna (Art. 88) postula que el Estado garantizará la igualdad y equidad de hombres y mujeres en el ejercicio del derecho al trabajo. El Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica. Las amas de casa tienen derecho a la seguridad social de conformidad con la ley.

Para la mujer no madre, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CBRV) establece el derecho como ciudadanas a conocer sus derechos (Art.58). La CBRV dispone como derecho la igualdad de oportunidades en cuanto a acceso a la salud, educación, empleo, seguridad social, participación social y política en forma paritaria con el hombre (Art. 83, 102, 87, 86 y 62). La mujer además puede formular y ejecutar políticas públicas a nivel gubernamental, así como ejercer todo tipo de funciones y cargos públicos (Art. 70) .

En la intimidad: La mujer venezolana -según la Constitución de la República-  tiene derecho a negarse a tener prácticas sexuales que la degraden o la lastimen (Art.77), así como a decidir si tener hijos, el número y el intervalo entre nacimientos (Art. 76).

Para producir: La Carta Magna (Art. 112) y La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, promulgada y vigente en revolución, también establece (Art. 14) que la mujer en Venezuela, tiene derecho a obtener créditos, crear o participar en cooperativas, microempresas o empresas y acceder a la propiedad de la tierra para su cultivo.

La Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) promulgada en 2012 fue concebida de la mano de movimientos sociales como La Araña Feminista, quienes propusieron -en particular y en general- los siguientes puntos: universalización de la seguridad social; igual salario por igual trabajo sea hombre o sea mujer; paridad política (50 y 50) en los espacios de toma de decisión y de organización de trabajadores y trabajadoras; extensión del periodo postnatal a 6 meses, y permiso de postnatal o de periodo de crianza para padres de 3 meses, siempre que haya cohabitación; 8 semanas de prenatal irrenunciables e impostergables; centros de cuidado infantil (con salas de lactancia materna) y de educación inicial obligatorios en los centros de trabajo con más de 100 trabajadoras y trabajadores.

De sus postulados queda pendiente:

  • La creación de un Fondo Único del Trabajo que materialice los derechos laborales de todas y todos los trabajadores y trabajadoras independientes.
  • La reducción de la jornada de trabajo a 6 horas.
  • La visibilización de los trabajos de cuido a terceros remunerados y no remunerados
  • La creación del Departamento de Transverzalización de Género.
  • La creación de la figura de “fuero de protección” a la persona denunciante de acoso laboral (mobbing), acoso sexual u hostigamiento.

Por su parte, en la Ley de Igualdad de Oportunidades para la Mujer se destacan reivindicaciones y reconocimientos laborales, tales como: el proceso de empleo no debe tener como requisito la prueba de embarazo y está prohibido despedir o presionar a la mujer trabajadora o menoscabar sus derechos por motivo de embarazo. De igual forma, se prohíben actos de discriminación hacia una persona por sexo o edad en el caso de postularse para una oferta laboral (Arts. 15, 16, 17, 24).

No podemos dejar de mencionar, la Ley para Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad, diseñada para prevenir conflictos y actos de violencia intrafamiliar, así como la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social,


Leyes venezolanas que resguardan los derechos de las mujeres madres

En el ámbito laboral es muy frecuente la discriminación hacia las mujeres embarazadas, y mucho más frecuente la incomprensión hacia las mujeres madres que tienen que compartir su tiempo entre el trabajo y la crianza de sus hijos e hijas.

Te dejamos una serie de artículos que puedes usar para protegerte AQUÍ